Estrategias
falsas para
ruleta

Estrategias para ruleta que son una estafa y por qué no funcionan

  1. ¿Por qué estadísticamente los jugadores pierden dinero en cada apuesta que hacen a la ruleta?
  2. Estrategias para ruleta que no funcionan

La ruleta es uno de los juegos de casino más populares del mundo. Por ello, hay un montón de información sobre la ruleta en internet. Parte de esta información es honrada y explica las cosas tal como son. Sin embargo, hay un sinfín de sitios web que intentan engañar a la gente para que juegue a la ruleta pensando que va a ganar dinero a largo plazo.

Por desgracia, esto no es posible. Es imposible "vencer" a largo plazo a una ruleta que funcione bien y ganarle dinero al casino. Esta imposibilidad de ganar a la ruleta yace en los fundamentos matemáticos y estadísticos del juego. Más adelante entraremos en detalles.

Continúa leyendo este artículo para saber por qué es imposible vencer a la ruleta y por qué no funcionan las estrategias para ruleta más famosas que prometen ganancias. Intentaré explicar qué estrategias debes evitar y por qué, para que la tentadora información disponible en la red no te engañe.

Claro que es posible ganar dinero jugando a la ruleta. Basta con tener un poco de suerte para salir del casino con más dinero del que tenías al entrar. Sin embargo, en este artículo hablaré sobre ganar a largo plazo, donde desaparece el factor suerte y ganan peso las matemáticas y la estadística.

En mi opinión, las estrategias que expondré en este artículo son una estafa, ya que a menudo prometen ganancias importantes y sistemáticas, lo cual no es cierto. Sin embargo, existen otras estrategias que permiten jugar a la ruleta de la forma más eficiente posible y aumentar las posibilidades de salir del casino con ganancias. Las encontrarás en mi artículo sobre estrategias para ruleta que funcionan.

¿Por qué estadísticamente los jugadores pierden dinero en cada apuesta que hacen a la ruleta?

Me gustaría empezar explicando por qué cada apuesta que se hace a la ruleta provoca que el jugador pierda dinero a largo plazo. Como ya he dicho, esto está relacionado con la probabilidad y con el funcionamiento matemático del juego.

La información siguiente es muy básica, pero he querido incluirla para aquellas personas que acaban de empezar con la ruleta o el juego en general, porque son ellas precisamente quienes tienen más números para caer en la trampa de las estrategias a las que me referiré en este artículo. Si ya conoces el funcionamiento matemático de la ruleta, puedes saltar al apartado siguiente de este artículo.

RTP de la ruleta y margen de la casa

Cada juego de casino se caracteriza por lo que llamamos ganancia de jugador (RTP por su sigla en inglés), que describe el porcentaje estadístico del dinero recuperado por el jugador en cada apuesta realizada. Un juego con una RTP del 100% ofrece las mismas posibilidades de ganar y de perder. Sin embargo, los juegos de casino, salvo contadas ocasiones, siempre ofrecen una RTP menor.

Y la ruleta no es ninguna excepción. La RTP de la ruleta europea es del 97,3%, mientras que la RTP de la ruleta americana es del 94,74%. Esto significa que, estadísticamente, si un jugador apuesta 100 $, "ganará" 97,30 $ en la ruleta europea o 94,74 $ en la ruleta americana. Como estas ganancias son inferiores a la apuesta original, resulta obvio que, estadísticamente, el jugador pierde dinero en cada apuesta.

Estadísticamente, el jugador pierde dinero en cada apuesta de ruleta.

El margen de la casa es el margen estadístico que el casino tiene sobre los jugadores. Puede calcularse de la forma siguiente:

Margen de la casa = 100% - RTP

Esto significa que la ruleta europea tiene un margen de la casa del 2,7% y la ruleta americana tiene un margen de la casa del 5,26%. De esta manera, por cada 100 $ que apuesta un jugador, el casino gana a largo plazo 2,70 $ en la ruleta europea y 5,26 $ en la ruleta americana.

Si quieres, encontrarás más información al respecto en mi artículo sobre probabilidades de la ruleta, que incluye la RTP y el margen de la casa de este juego.

Lo que debes tener claro con este artículo es que no hay manera de vencer a la ruleta, ya que estadísticamente se pierde dinero con cada apuesta realizada, independientemente del tipo de apuesta o de la cantidad apostada. Y eso es algo que no se puede evitar.

Estrategias para ruleta que no funcionan

Pasemos ya a hablar sobre ciertas estrategias para ruleta que no funcionan, pero que a menudo se presentan como un método infalible para ganar dinero en el casino.

Para cada una de las estrategias para ruleta fraudulentas detalladas a continuación, he incluido:

  • Cómo se supone que funciona la estrategia y cómo se usa en realidad
  • Por qué no funciona la estrategia y por qué te hará perder dinero
  • Simulaciones de la estrategia que muestran claramente que el único resultado posible a largo plazo es perder dinero

¿Por qué son tan populares estas estrategias?

Muchos sitios web presentan estas estrategias como un método infalible para ganar dinero online, ya que su único objetivo es conseguir que te registres en un casino online a través de su enlace y ganar una comisión con ello. No les preocupa estar engañando a sus lectores. Las estrategias fraudulentas de este artículo pueden ser muy tentadoras a primera vista, sobre todo cuando se lee información engañosa.

Por ello precisamente muchos sitios web ensalzan estas estrategias y, por ello, deberías coger con pinzas la información que encuentres en internet.

Total transparencia: El sitio web Casino.guru también genera ingresos con los registros de jugadores en casinos online. Sin embargo, nosotros somos siempre sinceros e intentamos presentar la información de la manera más objetiva posible. Intentamos educar a la gente sobre el juego y, si deciden que quieren probar suerte online, les ayudamos a elegir el mejor casino para ello.

Estrategia para ruleta martingala

De lejos, la estrategia fraudulenta para ruleta más popular es la martingala (también conocida como estrategia de doblar). A su popularidad puede que haya contribuido su sencillez, ya que prácticamente todo el mundo puede usarla sin necesidad de tener grandes conocimientos.

La martingala es una estrategia de apuestas que puede usarse más o menos en cualquier juego de casino (con algunas limitaciones, claro está). Sin embargo, su relación con la ruleta es la más conocida, y por eso la incluyo en este artículo. Ocurre lo mismo con otras de las estrategias que aquí te presento.

La estrategia martingala funciona así:

  1. Un jugador realiza una apuesta inicial, digamos de 1 $, en uno de las opciones de probabilidad equilibrada de la ruleta (rojo/negro, par/impar, alto/bajo). La apuesta al color es la más usada, aunque estadísticamente no importa cuál de estas apuestas se elija.
  2. Si el jugador gana, vuelve al punto inicial y vuelve a apostar 1 $. Si el jugador pierde, dobla la apuesta. Y así hasta que gane. Posteriormente, el jugador vuelve al punto inicial y apuesta 1 $ otra vez.

La estrategia martingala funciona en ciclos. La duración de cada ciclo varía, pero los únicos resultados posibles son ganar 1 $ o perderlo todo. Empezaré tratando los casos que acaban con ganancias y posteriormente trataré los que acaban con pérdidas.

Aquí tienes algunos ejemplos de ciclos ganadores con la estrategia martingala:

  • El jugador apuesta 1 $ y gana 2 $. Las ganancias netas ascienden a 1 $.
  • El jugador apuesta 1 $ y pierde. A continuación, apuesta 2 $ y gana 4 $. El jugador ha apostado 3 $ en total y ha ganado 4 $. Las ganancias netas ascienden a 1 $.
  • El jugador apuesta 1 $ y pierde. Posteriormente, apuesta 2 $, 4 $, 8 $, 16 $, 32 $, 64 $, 128 $ y 256 $ y pierde todas las apuestas. A continuación, el jugador apuesta 512 $ y gana. En total, el jugador ha apostado 1.023 $ y ha ganado 1.024 $. Las ganancias netas ascienden a 1 $.

Todos estos casos han acabado bien para el jugador, pero como habrás podido comprobar el último de ellos ha sido mucho más complicado. El jugador ha perdido nueve apuestas seguidas antes de ganar la décima. Esto significa que ha tenido que realizar una última apuesta de 512 $ para ganar apenas 1 $ en todo el ciclo. El aumento exponencial de las cantidades apostadas es uno de los principales inconvenientes de la estrategia martingala.

Al usar la estrategia martingala, es fácil quedarse sin dinero antes de poder realizar la siguiente apuesta.

Para este artículo, he establecido en 1 $ la apuesta inicial de (casi) todas las estrategias. Obviamente, en el mundo real, la apuesta inicial puede ser inferior o superior, en función del presupuesto del jugador y de las limitaciones del casino.

¿Por qué parece que la estrategia martingala funciona?

Existe una explicación lógica por la que la estrategia martingala debería funcionar. Si duplicas tu apuesta inicial una y otra vez, tarde o temprano la bola de la ruleta caerá en un número que te permita ganar la apuesta. ¿Verdad?

Sí. A medida que el número de intentos se acerca al infinito, la probabilidad de fracasar se acerca al 0. Esto significa que con recursos infinitos y sin limitaciones del casino, acabarás ganando y completarás un ciclo con unas ganancias netas de 1 $.

Con recursos infinitos y sin limitaciones del casino, el sistema funcionaría. Sin embargo, como habrás podido adivinar, estas dos condiciones nunca se cumplen en el mundo real. Analicemos más detenidamente estos problemas.

Problema 1: Presupuesto limitado

En el mundo real, los jugadores disponen de un presupuesto limitado. Esto significa que si un jugador emplea la estrategia martingala a largo plazo, acabará perdiendo todo su dinero y no podrá realizar más apuestas que le permitan completar un ciclo ganador.

Vamos a analizarlo detenidamente con un ejemplo. Imagina que un jugador con un presupuesto de 1.000 $ usa la estrategia martingala con una apuesta inicial de 1 $. Con 1.000 $ a su disposición, el jugador podrá realizar las siguientes apuestas seguidas: 1 $, 2 $, 4 $, 8 $, 16 $, 32 $, 64 $, 128 $ y 256 $. La suma total de estas apuestas asciende a 511 $, lo que significa que, si las pierde todas, al jugador únicamente le quedarán 489 $ en su cuenta, por lo que no podría realizar la siguiente apuesta de 512 $.

En este caso, el jugador podría continuar apostando lo que le queda de saldo, que asciende a 489 $ en este caso. Si ganara, su presupuesto ascendería a 978 $. Aunque esta cantidad es inferior al presupuesto inicial, el jugador podría seguir con la estrategia martingala e iniciar un nuevo ciclo apostando 1 $.


Sin embargo, para mis cálculos, he decidido prescindir de este hecho y considerar el caso anterior como un fracaso. Ahora bien, en las simulaciones que encontrarás más adelante, he permitido que los jugadores continúen apostando lo que les queda de saldo cuando no tienen dinero suficiente para apostar la cantidad correspondiente según la estrategia martingala.

Puedes pensar que este escenario es bastante improbable, ya que, para que se dé, el jugador debe perder 9 apuestas seguidas. A primera vista, puede parecer que un escenario así no llega a darse nunca. Sin embargo, se da. Y más a menudo de lo que te imaginas.

La probabilidad de perder una apuesta de probabilidad equilibrada 9 veces seguidas en la ruleta europea es la siguiente:

(19/37)^9 = 0,0025 = 0,25%

Sí, es un número pequeño. Sin embargo, esta probabilidad implica que, estadísticamente, 1 de cada 402 ciclos de martingala acabará con 9 apuestas seguidas perdidas, lo que supone que el jugador no pueda continuar apostando.

Eso sí, si el jugador ha conseguido aumentar su presupuesto a por lo menos 1.023 $, podrá permitirse el lujo de perder hasta 10 apuestas seguidas, ya que tendrá suficiente dinero para apostar los 512 $ de la décima apuesta. Llegados a este punto, solo 1 de cada 784 ciclos acaba con la imposibilidad de que el jugador realice la siguiente apuesta.

Por lo tanto, la probabilidad de perder un ciclo teniendo un presupuesto grande es muy baja. Sin embargo, para ganar dinero de forma sistemática con la estrategia martingala, hay que repetir el proceso miles de veces, lo que supone que, tarde o temprano, lo acabarás perdiendo todo. Las simulaciones de la estrategia martingala que aparecen más adelante en este artículo demuestran este hecho a la perfección.

Problema 2: Limitaciones de la cantidad apostada

Aparte del problema del presupuesto, la estrategia martingala tiene también el problema de la limitación de las cantidades que el casino permite apostar. Obviamente, los límites máximos y mínimos varían en función del casino y del juego, pero, por lo general, la apuesta máxima permitida suele equivaler a la apuesta mínima multiplicada unos cientos de veces.

Si juegas en casinos online, puedes usar diferentes juegos de ruleta con diferentes límites para evitar estas limitaciones. No es muy práctico, pero puedes hacerlo para minimizar el impacto de las limitaciones de la cantidad apostada sobre la eficacia de la estrategia martingala.

Sin embargo, aunque uses varias mesas de ruleta para evitar los límites de apuesta, el importe de la apuesta máxima seguirá siendo limitado. Así pues, aunque dispongas de un presupuesto infinito (lo que te permitiría evitar el problema 1), estarías limitado por la cantidad máxima que la ruleta te permite apostar.

Problema 3: No saber cuándo parar

Como ya he mencionado, la probabilidad de perder 9 o 10 apuestas seguidas en un ciclo es muy baja. Y perder 100 ciclos seguidos tampoco es muy probable. De hecho, si tu presupuesto te permitiera perder hasta 10 apuestas seguidas (entre 1.023 $ y 2.046 $) y tu objetivo fuera ganar solo 100 $, la probabilidad de conseguirlo sería la siguiente:

(1-(19/37)^10)^100 = 0.88 = 88%

Es decir, si te marcaras como objetivo ganar 100 $, lo conseguirías en un 88% de los casos. En el 12% restante, acabarías perdiendo una parte importante de tu presupuesto y no podrías seguir apostando.

Si el objetivo fueran 200 $, las probabilidades de alcanzarlo serían del 77,5%; si fueran 500 $, las probabilidades bajarían al 52,8%; y si fueran 1.000 $, las probabilidades caerían hasta el 27,9%. Como puedes ver, la probabilidad de ganar se reduce cuando el objetivo de ganancias aumenta, lo cual no deja de ser lógico.

El problema 3 de la estrategia martingala yace en el hecho de que al principio suele funcionar, lo que hace que el jugador se confíe y piense que la estrategia le funcionará siempre. Pero, desgraciadamente, no es el caso. Si usa la estrategia martingala a largo plazo, acabará perdiendo todo el presupuesto.

Si los jugadores saben reconocer el momento exacto en el que deben salir del casino, la mayoría acabará con ganancias. Sin embargo, no existe un tiempo de juego óptimo, ya que no hay manera de saber cuándo llegará una mala racha. Además, tampoco se garantiza que el jugador no vaya a perder todo el dinero en el primer ciclo de la estrategia.

La estrategia martingala se parece en muchos aspectos a apostar por un claro favorito en un partido de fútbol. La probabilidad de perder una apuesta de este tipo es muy baja, pero para poder obtener buenas ganancias hay que apostar muchas veces y cantidades importantes. Puede que consigas pequeñas ganancias al principio, pero tarde o temprano el favorito empatará o perderá y tu presupuesto se evaporará. Lo mismo ocurre con la estrategia martingala.

Simulaciones con la estrategia martingala

He simulado la participación de cinco jugadores usando la estrategia martingala en la ruleta europea. Estos son los datos de las simulaciones:

  • Cada jugador empezaba con un presupuesto de 1.000 $ y con una apuesta inicial de 1 $.
  • Las simulaciones se detenían al cabo de 10.000 giros de ruleta o cuando los jugadores perdían todo el dinero.
  • Los jugadores realizaron sus apuestas según la estrategia martingala.
  • Si no tenían suficiente dinero para realizar la apuesta siguiente, apostaban todo el saldo restante. Si perdían la apuesta, se acabó. Si ganaban, continuaban según la estrategia martingala apostando 1 $ en el siguiente giro.
  • Creé las simulaciones usando un programa de simulación propio, que emplea un generador de números aleatorios (RNG, por su sigla en inglés) para determinar el resultado de las tiradas. Es el mismo procedimiento usado en todas las simulaciones de este artículo. En la ruleta, los números aleatorios los genera la propia rueda, pero estadísticamente los resultados son los mismos.

Echemos un vistazo:

martingale player 1
martingale player 2
martingale player 3
martingale player 4
martingale player 5
Resultados de las simulaciones con la estrategia martingala

Como puedes ver, todos los jugadores perdieron su dinero antes de completar 10.000 rondas. Vayamos jugador por jugador para ver cómo les fue:

  1. El jugador 1 tuvo una buena racha al principio y consiguió elevar su presupuesto hasta superar los 1.500 $, con solo una racha perdedora larga. Sin embargo, luego perdió 11 rondas seguidas y su presupuesto pasó de 1.540 $ a 0 $.
  2. Al jugador 2 le fueron peor las cosas. Solo necesitó 51 giros para perder todo el dinero. Es algo muy poco habitual, pero demuestra claramente que las cosas pueden ir mal desde el principio.
  3. El jugador 3 consiguió aguantar 417 rondas. Sufrió una racha perdedora prolongada de la que logró recuperarse, pero poco después sumó 11 tiradas seguidas perdiendo y se acabó.
  4. El jugador 4 casi lo perdió todo en el giro 193, ya que se quedó con apenas 70 $. Consiguió recuperarse y llegó a acumular hasta 477 $. Sin embargo, una nueva mala racha le hizo perder todo el dinero de nuevo.
  5. El jugador 5 fue tuvo más éxito, pero aún así acabó perdiendo todo el dinero. Consiguió acumular 3.308 $. Tras ello, perdió 12 tiradas seguidas y se quedó sin nada.

Esto demuestra que la estrategia martingala no funciona a largo plazo. Todos los jugadores empezaron poco a poco con ganancias, pero acabaron sufriendo una racha perdedora brutal que les condujo a perderlo todo. Las rachas perdedoras prolongadas, por improbables que parezcan, son más comunes de lo que pensamos.

Estrategia para ruleta Fibonacci

La estrategia para ruleta Fibonacci se parece en muchos aspectos a la estrategia para ruleta martingala, pero tienen algunas diferencias. Aquí me centraré sobre todo en estas diferencias.

En primer lugar, describiré el funcionamiento de la estrategia Fibonacci. Se basa en la famosa sucesión de números de Fibonacci. La sucesión es la siguiente:

1 – 1 – 2 – 3 – 5 – 8 – 13 – 21 – 34 – 55 – 89 – 144 – 233 – 377 – 610 – 987 – …

Si no lo sabías ya, te habrás fijado en que cada uno de los números de esta sucesión es la suma de los dos anteriores. Esta cualidad de la sucesión es lo que se usa en la estrategia, aunque al principio no resulta muy evidente.

La estrategia para ruleta Fibonacci funciona de la siguiente manera:

  1. El jugador empieza apostando la cantidad correspondiente al primer número de la sucesión.
  2. Cada vez que pierde, pasa al siguiente número de la sucesión y apuesta la cantidad correspondiente. Cada vez que gana, vuelve dos números atrás. Si el jugador llega al inicio de la sucesión, apuesta la cantidad correspondiente al primer número hasta perder; y así sucesivamente.

Todas las apuestas usadas con la estrategia Fibonacci son apuestas de probabilidad equilibrada. Esto quiere decir que el jugador puede apostar a rojo/negro, par/impar o alto/bajo, al igual que con la estrategia martingala.

Esta estrategia no es tan fácil de seguir como la estrategia martingala. A continuación te muestro algunos ejemplos para ayudarte a entender cómo funciona.

  • El jugador apuesta 1 $ y gana. El ciclo se completa y se vuelve a iniciar la sucesión.
  • El jugador apuesta 1 $ y pierde. A continuación, vuelve a apostar 1 $ (pero esta apuesta corresponde al segundo número de la sucesión, no al primero, algo importante) y gana. Ahora debería retroceder dos números, pero como solo puede retroceder uno, vuelve al inicio y apuesta 1 $ otra vez. Si gana, completa el ciclo y vuelve a empezar desde el principio.
  • El jugador apuesta 1 $ y pierde. A continuación, apuesta sucesivamente 1 $, 2 $, 3 $, 5 $, 8 $, 13 $, 21 $ y 34 $ y lo pierde todo. Entonces apuesta 55 $ y por fin gana. Ahora retrocede hasta la apuesta de 21 $ y sigue según la estrategia.

La sucesión no tiene que empezar con "1 – 1 – …" para que funcione. Se puede empezar desde cualquier número. Lo importante es que cada número de la sucesión sea la suma de los dos números anteriores.

Ventajas y desventajas de la estrategia Fibonacci

Existe una gran diferencia entre las estrategias martingala y Fibonacci. En la estrategia martingala, una sola apuesta ganadora basta para completar un ciclo ganador. Con la estrategia Fibonacci, en cambio, el jugador completa un ciclo ganador si consigue volver al inicio de la sucesión y ganar la apuesta correspondiente al primer número. En otras palabras, una apuesta ganadora puede no ser suficiente para contrarrestar una serie de apuestas perdedoras.

Esto significa que la estrategia Fibonacci necesita un mayor número de giros de ruleta para alcanzar las mismas ganancias que se obtendrían con la estrategia martingala. Ahora bien, ello también implica que la estrategia Fibonacci es menos arriesgada.

Simulaciones con la estrategia Fibonacci

Las simulaciones de la estrategia Fibonacci se han realizado prácticamente del mismo modo que con las simulaciones de la estrategia martingala. La única diferencia reside en la estrategia usada por los cinco jugadores simulados.

Echemos un vistazo:

fibonacci player 1
fibonacci player 2
fibonacci player 3
fibonacci player 4
fibonacci player 5
Resultados de las simulaciones con la estrategia Fibonacci

Los gráficos son similares a los de los jugadores que han usado la estrategia martingala, salvo por alguna diferencia:

  • Los gráficos crecen a un ritmo ligeramente inferior. Esto se debe al hecho de que la estrategia Fibonacci es menos arriesgada y requiere un mayor número de tiradas para alcanzar las mismas ganancias.
  • Los gráficos de la estrategia Fibonacci son más variables. Con la martingala, los presupuestos de los jugadores crecen más o menos al mismo ritmo hasta que acaban desapareciendo. Por su parte, los presupuestos de los jugadores que usan la estrategia Fibonacci cambian a un ritmo más variable, ya que en ocasiones una apuesta ganadora no basta para contrarrestar una serie de apuestas perdedoras.

Analicemos detenidamente los resultados de cada uno de los jugadores:

  1. El jugador 1 fue el primero en acabar con el presupuesto a cero. Perdió todo el dinero en apenas 488 tiradas, sin haber llegado en ningún momento a conseguir unas ganancias sustanciales. Lo máximo que consiguió fueron 1.074 $. Al final, una racha de 11 apuestas perdedoras le llevaron de 1.067 $ a 0 $.
  2. El jugador 2 aguantó más. Perdió todo su dinero al cabo de 2.291 tiradas, y llegó a acumular 1.330 $, cantidad que dilapidó en las 27 tiradas siguientes. De estas 27 tiradas, ganó 4 y perdió las otras 23, lo que supuso que sus apuestas aumentaran de valor y las pérdidas se aceleraran.
  3. El jugador 3 llegó a jugar 4.290 giros, pero su presupuesto nunca superó los 1.298 $, menos de lo que llegó a ganar el jugador 2. Esto se debe a que perdió la mayor parte del dinero al inicio del juego, por lo que tuvo que apostar todo lo que quedaba (122 $) en la tirada 656. Consiguió ganar esa ronda y empezó a recuperarse lentamente, pero volvió a caer en una mala racha y al final lo perdió todo.
  4. El jugador 4 se quedó a cero tras 1.272 tiradas. Su presupuesto llegó a un máximo de 1.175 $. Tuvo que jugarse los 145 $ que le quedaban en el giro 1.176 y ganó, pero lo perdió todo al cabo de cien giros más.
  5. El jugador 5 fue quien tuvo más suerte. Llegó a jugar 7.132 tiradas y su presupuesto alcanzó los 2.269 $. Lamentablemente, no consiguió llegar a la marca de 10.000 tiradas porque una mala racha lo llevó a perder todo el dinero.

En resumen, la estrategia Fibonacci es muy similar a la estrategia martingala, pero todo sube y baja de forma más lenta. El presupuesto crece de forma más lenta, pero también lo hace el importe de las apuestas cuando se tiene una mala racha. Por eso, de media, los jugadores jugaron más tiradas y sus presupuestos alcanzaron máximos más bajos que con la estrategia martingala.

Estrategia para ruleta d’Alembert

Tanto la estrategia martingala como la Fibonacci funcionan aumentando y disminuyendo la cantidad apostada en función del resultado de cada apuesta. La estrategia d’Alembert funciona de forma similar, aunque las diferencias entre las cantidades apostadas son mucho menores. Por este motivo, esta estrategia es más segura.

La estrategia d’Alembert también se basa en realizar apuestas de probabilidad equilibrada (rojo/negro, par/impar, alto/bajo). Funciona así:

  1. El jugador decide el importe de su apuesta inicial y la realiza.
  2. Cada vez que pierde, aumenta su apuesta en una unidad en la tirada siguiente. Cada vez que gana, el jugador reduce su apuesta en una unidad en la tirada siguiente.
EJEMPLO

Digamos que el jugador establece en 6 $ su apuesta inicial. Apuesta 6 $ y pierde. Apuesta 7 $ y pierde. Apuesta 8 $ y gana. Apuesta 7 $ y pierde. Apuesta 8 $ y gana. Apuesta 7 $ y gana. En total, el jugador ha realizado 6 apuestas, de las que ha ganado 3 y ha perdido 3. Aunque ha ganado las mismas apuestas que ha perdido, ha conseguido 3 $ de ganancias. Así funciona exactamente esta estrategia.

Usando la estrategia d’Alembert, si el jugador gana el mismo número de apuestas que pierde, acabará con ganancias, que variarán en función del número de tiradas de ruleta ganadas y perdidas. Si gana 10 apuestas y pierde otras 10, tendrá 10 $ de ganancias, independientemente del importe de la apuesta inicial.

Puede parecer una buena estrategia, ya que ofrece ganancias a pesar de haber obtenido el mismo número de apuestas ganadas y perdidas. Sin embargo, con las apuestas de probabilidad equilibrada, la probabilidad de ganar y perder no es del 50% (a pesar de su nombre). De hecho, según datos estadísticos, en la ruleta europea solo se gana el 48,65% de las tiradas, y se pierde el 51,35% restante. Esta diferencia basta para que la estrategia d’Alembert no salga rentable a largo plazo.

Ventajas y desventajas de la estrategia d’Alembert

La ventaja de este sistema de apuestas es que resulta menos arriesgado que las estrategias martingala y Fibonacci. Por supuesto que implica un riesgo, pero como el importe de las apuestas crece de forma lenta durante las malas rachas, no se necesita un presupuesto tan grande. Es menos probable perder todo el presupuesto y es menos probable tener problemas con los máximos y mínimos de apuesta que impone la mesa.

Sin embargo, la lenta progresión del importe de las apuestas también puede ser una desventaja. En primer lugar, es poco probable ganar mucho dinero teniendo en cuenta la apuesta inicial y el número de tiradas que hay que jugar.

Además, resulta muy complicado volver al verde después de una mala racha. De hecho, se necesitaría una racha ganadora equivalente a la racha perdedora. Si la comparamos con las otras estrategias, con la martingala solo se necesita una apuesta ganada para romper una mala racha. Y aunque con la Fibonacci se necesita más que eso, siempre será menos que en el caso de la estrategia d’Alembert.

Simulaciones con la estrategia d’Alembert

Para las simulaciones de la estrategia d’Alembert, no podía establecer la apuesta inicial en 1 $, ya que las apuestas deben reducir su importe cuando se gana. Si la apuesta inicial fuera de 1 $, no podrían realizarse apuestas de menor importe. Sin embargo, tampoco quise que fuera muy alta para que los resultados pudieran compararse con los de las otras estrategias.

Así pues, decidí que la apuesta inicial fuera de 5 $, y los jugadores empezaron con un presupuesto de 1.000 $. Los jugadores usaron la estrategia d’Alembert y, en caso de tener que realizar una apuesta de 1 $, siguieron apostando 1 $ hasta perder y verse obligados a aumentar su importe.

Estos son los resultados:

dalembert player 1
dalembert player 2
dalembert player 3
dalembert player 4
dalembert player 5
Resultados de la simulaciones con la estrategia d’Alembert

Veamos qué tal les fue a los jugadores:

  1. El jugador 1 llegó a jugar 1,480 tiradas antes de quedarse sin dinero. Su presupuesto alcanzó un máximo de 1.532 $. El importe de sus apuestas fue aumentando, lo que provocó importantes oscilaciones en su presupuesto. La apuesta máxima realizada fue de 58 $, y la apuesta media por tirada fue de 23,40 $.
  2. El jugador 2 logró los mejores resultados. Jugó 1.971 giros y llegó a disponer de un presupuesto de 1.824 $ en un momento dado. Sin embargo, una mala racha prolongada se acabó llevando todo su dinero. Su apuesta máxima fue de 62 $, con una apuesta media de apenas 16,75 $, ya que obtuvo buenos resultados desde el principio y sus apuestas fueron generalmente bajas.
  3. El jugador 3 solo llegó a jugar 406 tiradas y no obtuvo buenos resultados. Ganó 184 de las 406 tiradas (45,3%), lo cual supone un porcentaje bastante peor del esperado (48,65%). Su presupuesto máximo apenas llegó a los 1.056 $.
  4. Al jugador 4 tampoco le fueron bien las cosas. Jugó un total de 563 giros y llegó a tener un presupuesto de 1.172 $. Su apuesta media fue de 14,70 $ y su apuesta máxima, de 50 $.
  5. La trayectoria del jugador 5 fue muy similar a la del jugador 3. Apenas jugó 517 tiradas y nunca llegó a tener más de 1.086 $. De las 517 tiradas, solo ganó 236 (45,7%).

Como habrás podido comprobar, al analizar la estrategia d’Alembert he hecho hincapié en el importe de las apuestas y en los porcentajes de apuestas ganadas y perdidas. Ello se debe a que esta estrategia se basa en que los jugadores obtengan beneficios ganando el mismo número de apuestas que pierden. Sin embargo, esta teoría no funciona en la ruleta.

En total, los cinco jugadores han hecho 4.937 tiradas, de las que han ganado 2.366 ganadas y han perdido 2.571. Ello supone un porcentaje de ganancia de únicamente el 47,9%. Debido al mayor número de apuestas perdidas que ganadas, el importe de las apuestas iba creciendo. Y ello se traduce en mayores oscilaciones del presupuesto con el paso del tiempo.

Estrategia para ruleta Labouchere

La estrategia Labouchere es más complicada que el resto de estrategias analizadas en este artículo. Implica mantener un registro de las apuestas realizadas y sumar números, lo cual puede requerir cierta práctica.

La estrategia Labouchere funciona así:

  1. El jugador elabora una especie de "línea de apuestas" que determinará el importe de la apuesta inicial y el importe de las siguientes rondas, al menos hasta cierto punto. La apariencia de la línea depende por completo del jugador. Puede ser simple, como 1-1-1-1-1-1 o 1-2-3-4-5-6, o más compleja, como 1-2-4-4-3-7.
  2. El jugador debe tomar los números de los extremos de la línea y sumarlos. Esta suma determina la cantidad que debe apostar en la tirada.
  3. Si pierde la apuesta, debe tomar la suma de los dos números en cuestión y escribir el resultado al final de la línea. A continuación, vuelve al punto 2 y procede según corresponda.
  4. Si gana la apuesta, tacha los dos números de los extremos de la línea. A continuación, vuelve al punto 2 y procede según corresponda.
  5. Si el jugador se queda sin números en la línea de apuestas, puede volver a empezar desde el principio o crear una línea de apuestas diferente.

Sé que parece complicado, así que pondré un ejemplo para que se entienda bien. Lo encontrarás en la tabla siguiente.

Tirada Línea de apuestas actual Importe apostado Resultado de la tirada
11-2-3-4-5-61 + 6 = 7PERDIDA
21-2-3-4-5-6-71 + 7 = 8GANADA
32-3-4-5-62 + 6 = 8PERDIDA
42-3-4-5-6-82 + 8 = 10PERDIDA
52-3-4-5-6-8-102 + 10 = 12GANADA
63-4-5-6-83 + 8 = 11GANADA
74-5-64 + 6 = 10...
Ejemplo de la evolución de la línea de apuestas con la estrategia Labouchere

El "objetivo" de la estrategia Labouchere es quedarse sin números en la línea de apuestas. Si lo consigues, el beneficio obtenido será igual a la suma de los números de la línea de apuestas inicial, independientemente del número de apuestas ganadas o perdidas por el camino.

La estrategia Labouchere puede resultar difícil de llevar a la práctica, sobre todo en casinos físicos.

Las matemáticas funcionan bien con esta estrategia, pero hay que tener claro que el casino parte con ventaja. Esto significa que, a largo plazo, esta estrategia no te permitirá ganar a la ruleta por arte de magia.

Ventajas y desventajas de la estrategia Labouchere

La estrategia Labouchere se encuentra a medio camino entre las estrategias Fibonacci y d’Alembert en términos de riesgo. Las matemáticas no engañan, y dicen que acabarás con beneficios si consigues ganar al menos las mismas apuestas que pierdes. Sin embargo, como ya debes de saber, eso es algo improbable a largo plazo.

Además, si tienes una mala racha, los números de la línea cada vez serán mayores. La línea irá creciendo y deberás apostar más y más dinero. Y, lo que es peor, las apuestas seguirán siendo altas aunque ganes. Para salir de una mala racha necesitarás conseguir una buena racha equivalente.

Simulaciones con la estrategia Labouchere

Las simulaciones de la estrategia Labouchere son bastante complejas, ya que dependen de los números que incluya el jugador en su línea de apuestas. Para mis simulaciones, he decidido usar esta línea de apuestas: 1-2-3-4-5-6.

Estos son los resultados:

labouchere player 2
labouchere player 2
labouchere player 3
labouchere player 4
labouchere player 5
Resultados de las simulaciones con la estrategia Labouchere

Pasemos a comentar la trayectoria de cada jugador:

  1. El jugador 1 jugó 205 tiradas y llegó a contar con un presupuesto de 1.170 $. Su apuesta máxima fue de 240 $, con un promedio de 44,65 $ por apuesta. Sufrió una mala racha de la que consiguió recuperarse, pero justo después pasó por otra que acabó con todo su dinero.
  2. El jugador 2 hizo un total de 227 giros y el presupuesto máximo que alcanzó fue de 1.296 $. En términos de importe de las apuestas, su apuesta máxima fue de 272 $ y su apuesta media, de 28,48 $.
  3. El jugador 3 hizo 350 tiradas y llegó a contar con un presupuesto de 1.504 $. Su apuesta máxima fue de 377 $, con un promedio de casi 27 $ por apuesta. Su presupuesto fue creciendo de forma continuada, pero una mala racha le hizo perderlo todo.
  4. El jugador 4 tuvo una trayectoria interesante. Jugó hasta 996 tiradas, un número bastante mayor al del resto de jugadores, y su presupuesto llegó a alcanzar los 2.881 $. Esto se debe a que ganó el 52,1% de las rondas jugadas, lo cual indica que tuvo mucha suerte. Sin embargo, a pesar de su alto porcentaje de apuestas ganadas, acabó con el presupuesto a 0 tras una mala racha brutal.
  5. El jugador 5 apenas jugó 157 tiradas y su presupuesto alcanzó un máximo de 1.201 $. Su apuesta máxima fue de 205 $, con un promedio de 31,57 $ por apuesta.

Los resultados de estas simulaciones son muy interesantes, sobre todo los del jugador 4, que tuvo una trayectoria muy buena. Las simulaciones muestran claramente los principales inconvenientes de la estrategia Labouchere: el aumento del importe de las apuestas provoca grandes oscilaciones del presupuesto.

Esta estrategia (con una línea de apuestas inicial de 1-2-3-4-5-6) parece la más arriesgada de las cuatro analizadas en este artículo. Los presupuestos de los jugadores crecieron rápidamente, pero también fueron los primeros en perderlo todo. Por supuesto, el escenario podría cambiar con una línea de apuestas diferente.

Mejores estrategias para ruleta

Como puedes ver, todas las estrategias explicadas en este artículo parecen buenas en apariencia, pero en realidad solo te llevarán a perder todo el presupuesto. Por ello, no recomiendo usarlas.

Hay mejores estrategias que pueden maximizar tus probabilidades de salir del casino con ganancias o, por lo menos, de conseguir que te diviertas jugando. No digo que vayas a obtener beneficios a largo plazo, pero son las mejores estrategias que conozco. Si te interesa conocerlas, lee mi artículo sobre estrategias de ruleta que funcionan.

Casinos online recomendados:

Reputación del casino
Perfecto
Licencia: Curaçao
Cuestionable
Jugadores de Estados Unidos
Sitio web en Inglés
Chat en vivo en Inglés
Dispositivos Móviles Soportados
Cantidad segura para ganar: 200.000 $
Límite de retirada: 20.000 $/ m.
Reputación del casino
Bueno
Licencia: Curaçao
Cuestionable
Jugadores de Estados Unidos
Sitio web en Inglés
Chat en vivo en Inglés
Dispositivos Móviles Soportados
Cantidad segura para ganar: 20.000 $
Límite de retirada: 6.000 $/ m.